El Flipped Classroom es una metodología que está cambiando las clases para hacerlas más entretenidas. Si estás buscando una forma de darle una vuelta a tu práctica docente, y no tienes muy claro qué hacer, este modelo puede ayudarte.

¿Qué es el Flipped Classroom?

La definición resumida y académica sería que se trata de un modelo pedagógico que traslada fuera del aula determinados aspectos del proceso de enseñanza aprendizaje.

Pero como esto es internet, te lo voy a explicar de una forma un poco más gráfica y sencilla.

Para ello, vamos a simular que somos alumnos y estamos en una clase normal. Llega el maestro, y empieza la clase repasando lo que ha dado el día anterior. Y cuando termina, continúa explicando los contenidos nuevos del día.

Esto le ha llevado unos treinta minutos, en los que nosotros lo único que hemos hecho es atender y tomar apuntes. 

Después de la explicación, nos pone una serie de problemas en la pizarra para que intentemos resolverlos. Pasados unos 10 minutos, llama a alguno de nosotros a la pizarra para que resuelva el problema. El compañero que sale termina el problema, y el profesor se da cuenta de que ya no le queda más tiempo de clase. Por lo que de prisa y corriendo nos marca los ejercicios 5, 6 y 7 del libro como deberes para casa. 

¿Qué pasa cuando esto sucede día tras día? Pues que alguno de nuestros compañeros de clase dirá algo así como: «jo profeeee tus clases son muy aburridas, siempre haces lo mismooooooo».

Y el problema grave no es ese. Al final, una clase expositiva siempre es necesaria. El problema está cuando el alumno vuelve a casa. Intentará hacer la tarea, pero habrá algún problema que se le resista y no podrá consultar al profesor. Y a lo mejor, hasta tendrá que dejar la tarea incompleta.

¿A ti no te pasaba que en clase todo era muy fácil, y cuando llegabas a casa y no estaba el profe, todo era mucho más complicado? Pues a mi me pasaba en muchas ocasiones.

Pero recapitulemos. Este gráfico representa el modelo de clase tradicional. Al que hemos ido todos.

Flipped Classroom

Como estás viendo, el 70% de la clase se nos va en explicar contenido nuevo. Y solo el 5% de ese tiempo, está destinado a resolver dudas puntuales a los alumnos. (Fuente: Manzano, 2014. Conferencia en Washington: «¿A qué dedicamos el tiempo en clase?).

¿Esto qué significa? Pues que, siendo alumnos, tendremos que encomendarnos a las alturas para que el profesor nos pueda resolver nuestra duda en clase. O que alguno de nuestros compañeros tenga la misma duda y se la resuelvan a él.

Este modelo tradicional hace que el alumno tenga un rol totalmente pasivo.

Ahora. Vamos a volver a imaginar. Vamos a seguir siendo alumnos, estamos en una clase, pero en esta ocasión, se trata de una clase en la que se está usando Flipped Classroom.

El docente, unos días antes, ha enviado una serie de vídeos que hemos tenido que ver en casa. En ellos aparecía el temario y algunas preguntas a modo de autoevaluación. Eso nos ayuda a darnos cuenta de si hemos asimilado el contenido, ya que si fallamos en algo, podemos volver a ver el vídeo hasta que lo entendamos. Al llegar a clase el día siguiente, el profesor nos agrupa y nos pone un mismo reto para todos los grupos que debemos resolver. Y claro, cuando tenemos una duda, lo bueno es que el profesor esta ahí para solucionarlas y guiarnos si estamos perdidos.

¿En qué se diferencia esto de lo que simulamos antes en la clase tradicional?

Como puedes ver en este nuevo gráfico, el 90% del tiempo en el aula que implementa el FC, se emplea para practicar los conocimientos adquiridos en casa y resolver dudas.  Y esto se debe a que el profesor ya nos ha dado el temario en los vídeos que hemos visto en casa. Por lo que en el aula, lo que hacemos es la tarea. Y la hacemos junto al profesor, que va a estar ahí para nosotros cuando más lo estamos necesitando.

Flipped Classroom

Además, el profesor va a tener la oportunidad de utilizar en el aula la gamificación, la resolución de problemas, el aprendizaje cooperativo, propiciar el pensamiento crítico… ¿Y que es lo que hacen todas estas metodologías activas? Fomentar la participación del alumno. ¿Ves ahora la diferencia entre un modelo y otro?