Consejos para grabar vídeotutoriales en Youtube

//, Educación/Consejos para grabar vídeotutoriales en Youtube

Lo primero que debo dejarte claro es que no hay una receta mágica para el éxito en YouTube. Partiendo de esa premisa, siempre se pueden llevar a cabo una serie de pasos para que tu vídeo tenga, al menos, un éxito razonable. En esta entrada te voy a mostrar algunos de los consejos para grabar vídeotutoriales en Youtube que me hubiera gustado que alguien me hubiese dado cuando empecé. Así que vamos a ello.

La base de un buen vídeo en YouTube

Recuerda, que nadie te venda la moto con una receta infalible, eso es algo que no existe. Pero sí hay una serie de cuestiones que son importantes:

  • ¿Qué quieres contar?
  • ¿A quién va dirigido?
  • ¿Cómo lo vas a contar para conseguir tu objetivo?

Si consigues dar respuesta a esas tres preguntas, estás en el buen camino para empezar a redactar tu guión o esquema.

Puedes creer que comprando la mejor cámara, alquilando el mejor estudio, y gastando cantidades ingentes de dinero en tu imagen (logo, banner, etc.) vas a conseguir colocarte en el TOP. Pero lo lamento, hay millones de horas de contenido bien grabado sepultadas en los bajos fondos de YouTube. Y en cambio, contenido grabado con bajo presupuesto ha llegado a lo más alto.

Antes de grabar

Ahora que tienes el tema, sabes lo que quieres conseguir, a quién va dirigido y cómo lo vas a contar, necesitas hacerte dos preguntas fundamentales. ¿Soy hábil en el tema? Si no eres lo suficientemente hábil en el tema, yo te recomiendo hacerte un guión completo, abordando todas y cada una de las partes. No te voy a decir que te lo aprendas o lo leas en un prompter, porque se suele perder frescura. Pero sí que lo leas muchas veces y dejes cierto margen a la improvisación.

Si por el contrario eres muy hábil en la materia, te recomendaría hacerte un sencillo esquema, algunas anotaciones y poco más. Se nota muchísimo cuando alguien controla un tema, le gusta o le apasiona. El resultado es infinitamente mejor.

La improvisación siempre debe ser un recurso, no EL RECURSO.

Una vez tienes el guión o el esquema de lo que vas a hablar, haz una pequeña prueba. Grábate al menos la mitad del videotutorial y observa cómo lo haces. Las primeras impresiones suelen ser negativas y te escucharás y verás algo diferente. Es lo más normal del mundo. La voz que yo escucho en mi interior es muy sensual y radiofónica, pero lo cierto es que en los primeros vídeos me daba hasta pena escucharme. ¡No me gustaba nada! Y sigue sin hacerlo.

Ve al grano. Dar rodeos solo provoca que los espectadores abandonen el vídeo.

Con el paso del tiempo y las grabaciones, empezarás a aceptar que eres tú, con tus coletillas y tus manías. Además, habrás aprendido a hacer variaciones en la voz y en la edición de vídeo que no harás en los primeros vídeos. Y como averiguarás con el paso del tiempo, tus primeros vídeos serán malos, muy malos en comparación con los del futuro.

Los primeros vídeos que grabes serán malos. Todos grabamos vídeos malos. Pero son los que te enseñan a hacerlo mejor.

A la hora de grabar

Cuando ya dispongas de un guión o esquema y tengas tu discurso más o menos preparado, llega la hora de ponerse delante de la cámara. Y pasarán varias cosas:

  1. Comprobarás que no es sencillo hablarle a un aparato y que lo haces totalmente diferente a si lo estuvieras haciendo con una persona. Pero tranquilidad, la soltura es algo que irás ganando a medida que grabes más vídeos.
  2. Probablemente te trabarás en varias ocasiones y puede que hasta te desesperes. ¡No pasa nada! Después de 5 años grabando para YouTube, tengo días en que me puedo pegar diez minutos intentando grabar solo la introducción. Hay días en que es mejor aplazar la grabación y darse un respiro.
  3. Si durante la grabación te equivocas, sigue. Corrige tu error y adelante. Los vídeos no tienen que ser perfectos. Es más, nunca harás un vídeo perfecto. ¡Siempre falla algo! Así que date la oportunidad de equivocarte. La edición hace maravillas y a la gente le gusta ver que cometes un error. Lo importante no es cometer un error, sino cómo te enfrentas a él y cómo lo solucionas.
  4. Respira, entona y vive lo que estás haciendo. Pero en la medida de lo posible evita las pausas para pensar. Los “ehhh”, “emmm” y los “a…” no son buenos acompañantes en los vídeos. La duda es razonable, pero 5 minutos de un ponente dudando terminan por desquiciar al más paciente de los espectadores.
  5. Sé tú. No hay nada más falso que intentar ser alguien que no eres. Puede que pienses que copiando a Crespo de Quantum Fracture, vas a conseguir lo mismo que él. Pero Crespo solo hay uno, tú solo serías una copia de él.
  6. No seas demasiado exigente contigo en los primeros vídeos, simplemente graba y detecta aquellas cosas en las que podrías mejorar y céntrate en una de ellas en el próximo vídeo.
  7. Paciencia, paciencia y paciencia. Las cosas no tiene que salir a la primera.

Si quieres grabar vídeos para YouTube y alcanzar la fama o una audiencia interesante en poco tiempo vas a terminar en el diván de un gabinete de psicología. La competencia es muy alta, y solo aquellas personas que dan con una “forma particular de hacer las cosas” son los que consiguen diferenciarse del resto.

Después de grabar

Para mi es la parte menos divertida, pero con el paso de los años le estoy cogiendo el gusto. Editar es una forma muy personal de hacer las cosas. Cada cual edita a su manera y pone el objetivo en aquello que más le gusta o le hace estar más cómodo. No creas que este proceso es solo un trámite. La edición puede convertir una grabación mediocre en una decente o excelente. Todo depende de qué hagas con lo que tienes entre tus manos.

¿Conoces aquello de “si me dan limones haré limonada”? Pues funciona. Si no eres el alma de la fiesta, ni tienes grandes capacidades oratorias, tendrás que esforzarte un poco en la edición. Y para ello deberás llevar a cabo una estrategia de organización. Yo sigo la siguiente:

  1. Creo una carpeta con el nombre del vídeo
  2. Añado una carpeta llamada brutos en la que añado mis  grabaciones
  3. Pongo una carpeta de recursos con imágenes, música, cabeceras y demás cosas que usaré en el vídeo
  4. Y una carpeta final donde exporto el vídeo completamente editado

Evidentemente el cómo te organices dependerá de ti, pero ¡organízate! Editar es un proceso bastante loco y puede que te acabes perdiendo durante el proceso. Así que renombra todo de forma clara para que si dentro de un mes vuelves a usar ese proyecto, sepas qué es cada cosa y qué función cumple dentro del proyecto.

Es tiempo de subir el vídeo

Una vez editado el vídeo, llega la tarea de compartirlo o subirlo a YouTube. Como es evidente, necesitarás tener un canal en YouTube. Y aunque no lo creas, esta es una de las partes más difíciles.

Primero de todo debes dar un título a tu vídeo. Por ejemplo, hace unas semanas grabé un vídeo sobre una herramienta para compartir archivos grandes. Y la descubrí por esas cuestiones del azar y me hizo dejar de usar otra herramienta muy buena y muy conocida. ¿Cómo titulé el vídeo? Pues podría haberle puesto un título bastante sencillo como por ejemplo:

  • Aprende a usar SendGB
  • Primeros pasos con SendGB
  • SendGB la herramienta para compartir archivos pesados

Pero sinceramente, esos títulos los he usado muchas veces y son bastante sosainas. Les falta sal y pimienta, los usa todo el mundo y, personalmente, no me dicen nada. Por lo que opté por otra estrategia, pensar un poquito más allá. Yo usaba WeTransfer, y estaba contento, pero esta herramienta me resultaba más interesante, por lo que si hacía referencia a WeTransfer no estaría nada mal. ¿Qué título usé?

  • La aplicación que me hizo dejar de usar WeTransfer

Si te das cuenta, es un título corto y deja claro mi intención de cara al suscriptor del canal. Enseñarle a usar una herramienta, que no digo cuál es y genera intriga, y la aplicación que he dejado de usar y sé que mucha gente usa. Con lo que he matado tres pájaros de un tiro. Con los otros títulos solo podía apuntar a un pájaro.

Te recomiendo usar un título con 50 o menos caracteres

La descripción de los vídeos es algo vital. En ella debes reforzar las palabras claves del título pero haciendo una breve introducción. Te enseño un ejemplo:

  • Podría decirse que SendGB es la sucesora de WeTransfer gracias a ofrecer 4GB de transferencia de archivos de forma totalmente gratuita.

Hablo de la aplicación misteriosa, la reafirmo como la sucesora de WeTransfer y remarco los motivos que llevan a afirmarlo. ¡Genial!

Posteriormente deberás ingresar una serie de palabras clave. Esto no debería de ser muy difícil, tan solo debes pensar en qué buscaría la gente para encontrar tu vídeo. Yo no soy partidario de llenar la caja de keywords, más bien me gusta ser selectivo y elegir bien. Como por ejemplo:

  • Enviar archivos grandes
  • Enviar archivos pesados
  • Wetransfer
  • SendGB
  • Compartir archivos pesados
  • alternativa a wetransfer

Por último deberías elegir tu miniatura. Si bien es cierto que YouTube te ofrece hasta tres capturas de tu vídeo, siempre puedes crear una propia gracias a servicios como Canva o directamente usar GIMP o Photoshop entre otros.

Recuerda: a la hora de subir un vídeo lo puedes hacer como público, para que todo el mundo lo vea. Oculto, solo tú y quien tenga la URL podrá verlo. Privado, solo aquellas personas con las que lo compartas podrán acceder a él.

Cómo posicionar tu vídeo en YouTube?

YouTube es un motor de búsqueda al igual que Google. Evidentemente, es un buscador más rústico, pero puedes trabajar una serie de elementos que hagan que se convierta en tu mejor amigo.

Si tu contenido no es bueno o no entretiene, no hay nada que hacer

Como ya te enseñé en el punto anterior, un buen título, una descripción acorde a éste y una buena selección de palabras clave es importantísimo. Sigue la regla del menos es más.

Pero YouTube ofrece algunas herramientas más:

  • Tarjetas: con ellas puedes conseguir que tus seguidores vean otros vídeos. Por ejemplo: “Hoy hablaremos de cómo archivar una foto en Instagram. Si no sabes cómo usar instagram, te recomiendo que veas este vídeo que aparece en la tarjeta”.
  • Llamadas a la acción durante el vídeo: puedes invitar a tus usuarios a suscribirse, a dejar un me gusta o a comentar lo que estás diciendo. El usar preguntas suele ser una buena estrategia para que la gente se anime a comentarte.
  • Índice de puntos: cuando un tutorial es muy grande o aborda varios puntos, es interesante hacer un pequeño índice en la descripción. Tan solo con poner el minuto y el ítem es más que suficiente, por ejemplo:
    • 1:10 Archivar foto
    • 1:55 Recuperar foto archivada
    • 2:30 Borrar foto

Con esto consigues que la gente vaya al punto que le interesa y “no pierda el tiempo” buscando por tu vídeo como un pollo sin cabeza.

Conclusión

La vida en YouTube es más compleja de lo que aparece en este pequeño artículo. Te esperan horas de mucho trabajo y una recompensa muy pequeña. Por eso te animo a que lo tomes como un divertimento, una forma de seguir aprendido, algo que ayude a crear tu imagen digital y complementar tu CV. En YouTube, salvo contadas excepciones, no se gana dinero.

YouTube es como el fútbol. Hay muchos futbolistas pero Messi solo hay uno. La realidad es que conseguir el éxito es muy complicado.

 

By |2018-08-02T09:15:58+00:0018 febrero 2018|Artículos, Educación|0 Comments

About the Author:

Licenciado en Pedagogía por la Universidad de La Laguna, técnico investigador en diversos proyectos de integración de las TIC en educación y actualmente asesor pedagógico en la Fundación General de la ULL orientado al B-learning y la creación de recursos multimedia. Creador de esta web y del canal de YouTube Educatutos. Eterno buscador de cosas nuevas que aprender y cacharreador profesional en los ratos libres.