En la entrada de hoy, vamos a ver los 7 pasos fundamentales para llevar el Flipped Classroom al aula

  1. Programación: lo primero que necesitas es elegir el tema a tratar y definir los objetivos que quieres alcanzar. Y de ahí, obtendrás las competencias que vas a trabajar. Busca algún vídeo, o recursos multimedia, que te puedan ayudar a despertar la curiosidad de tus alumnos. Luego, pasa a planificar las sesiones de aula.
  2. Preparación de materiales: en la programación buscaste algunos recursos, pero puede que necesites crear otros, o seguir buscando más. Pero recuerda, es importante que los recursos sean atractivos, interactivos, animados, etc. Además, es importante que hagas algún tipo de evaluación sencilla. Con ella podrás comprobar que tus alumnos han visto los materiales.
  3. Tiempo fuera del aula: los materiales que recopiles, o crees, deberás distribuirlos a tus alumnos. Ya sea por correo, redes sociales, YouTube, Google Classroom, Google Sites, Blogger… Elige lo que tú prefieras.
  4. Tiempo dentro del aula: gracias al test de evaluación que creaste, podrás ver qué dificultades tienen los alumnos. Ahora te tocará diseñar y adaptar el tiempo de clase a los diferentes niveles, y desarrollar actividades individuales y grupales que exijan que el alumno desarrolle un aprendizaje activo.
  5. Resolución de dudas: debes fomentar la participación en el aula, así como resolver las posibles dudas en los primeros minutos de clase.
  6. Actividades de consolidación: es importante consolidar los conceptos abordados mediante actividades concretas en el aula.
  7. Evaluación y autoevaluación: no puedes cambiar el modelo de aula, y seguir evaluando el 100% de la asignatura con un examen final. Eso tiraría por tierra todo el trabajo que has hecho hasta ahora. Debes valorar lo que los alumnos hacen en clase en su justa medida. Para ello, puedes utilizar rúbricas en las que dejes claro cuáles son los objetivos y competencias que quieres conseguir. Compártela con tus alumnos para que sepan lo que estás buscando, y anímalos a autoevaluarse.

En el primer paso, la programación, hemos visto que teníamos que buscar recursos. Pero muchas veces se hace una tarea casi imposible. Encontrar lo que buscamos y que sea de nuestro agrado es complejo. En esos casos, lo mejor que podemos hacer es crear nuestros propios recursos multimedia. 

Puede que estés pensando que no eres una persona creativa, que a ti eso de crear no te va. Lo más seguro es que no te gusta hablar a cámara, o salir en un vídeo. Que eso de crear presentaciones es una locura de tiempo… Pero no te asustes, siempre hay solución para todo. Y yo Te voy a enseñar a usar la mejor de las aplicaciones.

En esta aplicación vas a poder poner vídeos de otras personas, subir los tuyos, elaborar preguntas y llevar un control del alumnado.

¿Cómo se llama esa aplicación? Pues esa aplicación la veremos en un próximo artículo. ¡Así que, no dejes de visitarnos y pon en práctica todos estos consejos sobre Flipped Classroom!