trabajogratisportada

Trabajo a cambio de publicidad

263

¿Venderías tu trabajo a cambio de publicidad?

Esta es una de las preguntas que nos hacemos todos cuando empezamos un trabajo, una empresa, y necesitamos darnos a conocer, ya sea en el mundo de internet, o en la comunidad local donde ejercemos nuestra labor.

Hace tiempo, alguien me dijo unas palabras muy sabias:

Si tú no valoras tu trabajo, nadie lo va a hacer. Si no le pones precio, no lo van a apreciar.

moneyEsto es algo que he puesto en práctica desde ese mismo día. Pero debo poner la situación en contexto. Como muchos saben, soy Licenciado en Pedagogía por la Universidad de La Laguna, y he ejercido mi profesión en dicha Universidad como Voluntario, Becario y Técnico-Investigador desde 2012. Empecé siendo voluntario en el laboratorio porque creí que era el momento idóneo para aprender “de verdad” lo que no me podían enseñar durante la carrera, trabajar con los mejores de mi Universidad. Eso me abrió la puerta para optar a un concurso público como Técnico-Investigador, ya que durante los meses de voluntariado, adquirí mucha formación y experiencia acreditable. Y lo conseguí, un contrato de 14 meses. Posteriormente, ese contrato me abrió la puerta de una beca para un proyecto de mi Comunidad Autónoma a cargo de la Consejería de Educación hasta mayo de 2015. Desde ese entonces tengo trabajos sueltos por encargo, España está en crisis y lo que se intenta es sobrevivir de una u otra manera.

¿Y todo esto a qué viene?

Pues viene a que empecé a trabajar como voluntario, porque no tenía experiencia laboral como Pedagogo, y entendí que era la manera más rápida y eficaz de ganar currículum. Evidentemente no iba a cobrar nada, pero tenía una contraprestación con las certificaciones. Y este es un modelo que se ha propagado en nuestra sociedad, y que en cierta manera, no deja de ser voluntariado, y eso no se paga. Uno acepta esa condición sabiendo que va a ganar algo lejos del apartado económico.

Por otro lado, en esto del diseño gráfico, empecé haciendo diseños totalmente voluntarios que regalaba a amigos y amigas. Y ese trabajo voluntario me dio la oportunidad de trabajar con uno de los equipos de deporte electrónico más profesionales en España, Karont3 Club.

El problema viene, cuando alguien intenta “pagar” tu trabajo, que ya no es voluntario, con publicidad y no con cifras económicas. Recordemos que un trabajo es retribuido, y que retribuir algo es pagar un servicio económicamente. Mi consejo ante esta situación siempre es el mismo. No aceptes estos trabajos. De verdad te digo que no ganas nada. Es la otra persona la que siempre saca un mayor beneficio de ese negocio. A ti nadie te garantiza que esa persona te de publicidad, y en el caso de que lo haga, que esa publicidad sea beneficiosa para ti o tu empresa. Y te preguntarás,

¿Igual me viene una gran empresa, o un empresario reconocido en mi comunidad a pedirme una colaboración? ¡No voy a dejar pasar esa oportunidad, otro la va a coger!

En el caso de que te venga una gran empresa o un empresario reconocido, ¿crees realmente que alguien profesional no paga por los servicios que contrata? ¿Te va a ser realmente rentable? ¿Qué garantías te ofrece? ¿Sabes de otros que hayan colaborado con ellos antes? Supongo que toda regla tendrá sus excepciones, pero por norma general, los que utilizan estas estrategias luego no te van a corresponder con lo pactado. Es más, puede que hasta te ofrezcan contratarte en un futuro si les gusta tu trabajo… ¡No caigas en ese error!

Trabajo-a-cambio-de-publicidadTrabajo-a-cambio-de-publicidadAlgo de esto me sucedía esta semana, y puedes ver la conversación en la foto que adjunto. Y no es la primera vez que me sucede, es más, en muchos de mis primeros trabajos no pedía el pago por adelantado, sino que hacía el trabajo de buena fe. Hasta que te llegan varios clientes con los que es difícil cobrar, porque les entregas el trabajo y después se hacen los olvidadizos. Y es que hasta que no te quedas sin cobrar un trabajo, no tomas ciertas decisiones que son por el bien de uno mismo. Y en el mundo laboral, puedes ser muy buena persona, y creer en la humanidad y profesionalidad del resto, pero siempre tienes que cubrirte las espaldas. Para que suceda lo que tenga que suceder, siempre estés protegido/a y el mal sea el menor posible. Y me aventuraría a decirte que, tomando esta estrategia, quien te contrata sabe que habla con un profesional, que respeta su trabajo por encima de todo y que sabe de lo que está hablando.

La imagen que vendemos como profesional, es tanto o más importante como que nuestro trabajo hable por nosotros mismos. Por eso, siempre daré el mismo consejo a todo el mundo. Cobra por  tu trabajo, y dale el valor que se merece. Que no te de ningún tipo de pena hacerlo, porque al resto de profesionales a los que tú acudas, no se la vas a dar… Si necesitas un abogado para elabora los estatutos de tu empresa, te va a cobrar. Si necesitas un mecánico para reparar el eje del coche, te va a cobrar.

En el mundo de internet, del diseño, del marketing e incluso la educación, muchos entienden que pueden obtener las cosas gratis, o que les hagas el trabajo de un Spielberg a precio de reportero de barrio.

¡Respétate! Respeta tu trabajo.

La imagen de portada y de la bolsa del dolar es propiedad de [button_link size=”medium” src=”http://www.freepik.es/”]Freepik[/button_link]

 




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies