Los 5 errores que estás cometiendo al ahorrar y cómo solucionarlo

587

Ahorrar no es una tarea sencilla, y más en un contexto económico de crisis como la que estamos viviendo en estos momentos. Si a eso le sumas trabajos precarios, horas regaladas, aumento de los precios, el alquiler, la hipoteca… Bueno, mejor paro antes de que te me deprimas y dejes de leer este interesantísimo post sobre ahorro doméstico.

ahorrar02

Por experiencia propia, muchas veces he intentado ahorrar con un escaso éxito, unas veces por escasa fuerza de voluntad, otras porque primaba la inmediatez de un deseo o la locura continua que nos proporciona el consumismo diario, etc. Pero hay algo que he sacado en claro después de probar varias técnicas y consejos de barra de bar, “lo que no está escrito, no cuenta”. Sí, cuando te dedicas a escribir todos los gastos que generas día a día sin dejar pasar ni un mísero céntimo, te empiezas a dar cuenta de que tu vida está girando en torno a una serie de gastos que en realidad no deberías estar haciendo, o por lo menos, ser un poco más comedido.

He visto miles de vídeos en los que se decían cosas como ingresar un euro en un bote cada día. Evidentemente, es una manera “fácil de ahorrar”, pero en realidad lo que estás haciendo es ingresar un euro en un bote de cristal mientras sigues viviendo al día y cometiendo las mismas tropelías a tu tarjeta de crédito y a tu cuenta. En otros vídeos te dan consejos para que evites comprar de forma compulsiva gracias a la regla de los 15 días, acudir a los centros comerciales con auriculares para evitar los hilos musicales, ir con una lista de la compra y demás. ¡Que sí!, que eso está todo muy bien, pero no deja de ser un consejo sin una medida de verdad detrás, de esas que te hacen cuestionar todos y cada uno de los gastos que generas en tu día a día.

Te voy a dar la solución a este problema y que me está haciendo ahorrar más de 200€ al mes. Pero antes de enseñarte la solución o estrategia definitiva para ahorrar, me gustaría comentarte algunos errores que todos cometemos al intentarlo.

Los 5 errores que cometes al intentar ahorrar

1. Marcarte una meta poco realista y sin una estrategia clara

No será la primera vez que te marques esa meta de conseguir a final de año una cantidad inalcanzable o que va a suponer todo un año de encorsetamiento. Todos queremos ahorrar la mayor cantidad posible de dinero, pero si la meta es complicadísima acabarás por abandonar antes de tiempo. Ahorrar dinero durante todo un año, de forma estable y continua no es una tarea fácil, y mucho menos sin una estrategia.

2. Vivir por encima de tus posibilidades

Esto es más común de lo que parece. Cuántos de tus compañeros de trabajo o amigos te han dicho eso de “no llego a fin de mes desde hace ya…”. Pero luego viven en una casa extraordinaria, se han comprado un coche nuevo, el último Iphone y una pantalla plana 4k con home cinema. Evidentemente, esto es una dramatización, pero estoy seguro de que nos estamos entendiendo, y tal vez te veas reflejado o reflejada en ese ejemplo.

3. No saber cuál es el balance mensual entre ingresos y gastos

Poca gente se sienta en una mesa frente a una libreta a apuntar cuáles son sus ingresos mensuales, y cuáles sus gastos. Y mucho menos hacer el promedio anual, o en qué meses se gasta más para hacer una previsión de gasto y evitar sorpresas.

4. No poner atención en los gastos diarios

Te sorprenderías al ver que los gastos más asesinos con nuestra cuenta bancaria son los pequeños. Esos del desayuno, el caprichito, o el “hoy invito yo”. Los gastos grandes los hacemos una vez y los estamos recordando durante toda la semana, pero los pequeños se toman como algo normal que tampoco hace tanto daño.

5. Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy

Esto es como el gimnasio, “ya empiezo mañana que hoy estoy muy cansado y prefiero bajar al bar a desayunar”. Pues con esa mentalidad y predisposición, la mejor herramienta que vas a tener para ahorrar es el churriconsejo de la monedita en el bote de cristal, porque poco más vas a conseguir. Esto requiere compromiso, una estrategia y cierta disciplina diaria.

Seguramente estés pensando: “tú mucho criticar pero no me estás ofreciendo ninguna salida”. ¿Cómo ahorras Josh?

Ahorrar de forma efectiva y sin sufrir

Pues es posible, es como aquello de hacer dieta comiendo. Uno no debe sufrir a la hora de ahorrar, porque lo único que se consigue es dejarlo a medias. Hay que disfrutar mientras se ahorra, permitirse ciertos caprichos. El problema es que tal vez no los consigas de manera inmediata, y aquello que comprabas de hoy para hoy tendrás que comprarlo de hoy para el mes siguiente. Pero la consigna es que no vas a dejar de tener aquello que quieres, solo se hará esperar un poco más.

ahorrar01

Mira, yo tengo un móvil al que el GPS no le funciona del todo bien, se me cuelga cada poco, y estoy seguro de que dentro de nada morirá dolorosamente. Hace unos meses me habría comprado uno sin pensarlo, pero desde que sigo la regla del 50/30/20 he aprendido a priorizar gastos y ver qué es lo que realmente necesito, y qué es lo que realmente quiero. Yo el móvil lo uso para mandar mensajitos y hablar, el GPS está muy bien pero lo uso una vez al mes, y qué quieres que te diga…, en ocasiones funciona bien y en otras preguntando se llega a Roma. Así que prefiero gastarme el dinero para ir a ver a mi chica a Fuerteventura (yo vivo en Tenerife). A mi el móvil no me da cariño ni me dice cosas bonitas, así que por mi se puede morir cuando quiera que me compro uno de 60€ y va a seguir cumpliendo con lo mismo que este.

Evidentemente hay prioridades, y solo tú puedes saber que es lo necesario para ti y aquello de lo que puedes prescindir. Por eso la regla del 50/30/20, lo primero que te va a enseñar es a saber si estás viviendo por encima de tus posibilidades.

¿Qué es la regla del 50/30/20?

Se trata de destinar el 50% de tus ingresos a los gastos de supervivencia, aquello que necesitas. El 30% de esos ingresos irán destinados a lo que no es necesario, pero por el contrario quieres tener. Por ejemplo el nuevo Iphone, un viaje para ir a ver a la novia o el novio, unos zapatos nuevos, ir a una obra de teatro… Y por último un 20% que va destinado a ahorrar.

Por supuesto vas a poder destinar una mayor cantidad de dinero a cada cosa dependiendo de tus ingresos, y ahorrarás más o menos, pero siempre el mismo porcentaje. Si trabajas en el McDonalds no vas a poder irte de viaje por todo el mundo, pero sí podrás hacerte un viajecito coqueto.

Si quieres saber más sobre esta regla del 50/30/20, te invito a que eches un ojo al vídeo justo al principio de esta entrada, en él podrás ver una hoja de cálculo con la que trabajo cada día para que no se me escape nada.

Las imágenes de esta entrada son propiedad de freepik.es



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR